poemas

Olvidarte.

Vamos a pretender que somos dos extraños que nunca coincidieron, que nuestras bocas nunca se presionaron una contra la otra y que nuestras manos nunca se entrelazaron.
Vamos a pretender ser dos extraños a los cuales la victoria nunca llego y que tal vez mañana las cosas cambien.
Voy a dejarte morir y olvidarte aún así duela.

Anuncios

Soñé con vos.

Soñé con vos de nuevo y te veías tan hermosa, traías un vestido de flores de muchos colores y unas botas de combate, está vez no escapabamos de una horda de zombies, solo pasabamos el rato como soliamos hacer y yo escuchaba cada una de tus historias, soñé con vos otra vez, estábamos sentados en aquel sofa gris y nos reíamos ante la mirada de desconocidos que no entendían que nos pasaba, soñé con vos otra vez y besabas cada uno de mis lunares y yo acariciaba tu cara con mis manos mientras trataba de robarte un beso, pero fue solo eso, un sueño.

 

Hemingway

La amaba tanto
pero era tan fría
siempre tan fría
alejada de todo
alejada de mi
la amaba
la necesitaba
y cada vez que
intentaba poseerla
siempre era imposible
creció mi amor por ella
era una obsesión
quería poder tocarla
quería poder besarle
quería sentirla en mis manos
la veía siempre
a veces llegaba a tocarla
a veces llegábamos a estar juntos
pero nunca era suficiente
la amaba tanto
que un día la tomé en mis manos
la bese y explotó mi cabeza
la amaba tanto que me mató
la amaba, en verdad la amaba.