Autor: Jose Volta

Jose Volta (Guatemala, 1990). Estudiante de diseño gráfico en la Universidad San Carlos de Guatemala. Autodidacta. Depresivo.

Cobarde

Llámame cobarde pero terminar con todo esto que llamamos vida parece la mejor solución.

Anuncios

Olvidarte.

Vamos a pretender que somos dos extraños que nunca coincidieron, que nuestras bocas nunca se presionaron una contra la otra y que nuestras manos nunca se entrelazaron.
Vamos a pretender ser dos extraños a los cuales la victoria nunca llego y que tal vez mañana las cosas cambien.
Voy a dejarte morir y olvidarte aún así duela.

:(

No soy agradecido, no soy un domingo por la mañana o un viernes por la tarde, soy un martes a las 2 de la mañana, soy un par de disparos al aire a un par de cuadras, soy una ventana rota en febrero. Mis huesos crujen por las noches y me disculpo por.mi incómoda tristeza, a veces pienso y creo que no pertenezco en ningún lugar o que pertenezco en esos días en los que nada sucede y la luz y la oscuridad que se mezclan bajo mi piel parece una tormenta, no ves los rayos pero puedes escuchar el eco.

Soñé con vos.

Soñé con vos de nuevo y te veías tan hermosa, traías un vestido de flores de muchos colores y unas botas de combate, está vez no escapabamos de una horda de zombies, solo pasabamos el rato como soliamos hacer y yo escuchaba cada una de tus historias, soñé con vos otra vez, estábamos sentados en aquel sofa gris y nos reíamos ante la mirada de desconocidos que no entendían que nos pasaba, soñé con vos otra vez y besabas cada uno de mis lunares y yo acariciaba tu cara con mis manos mientras trataba de robarte un beso, pero fue solo eso, un sueño.

 

Tres octavos.

Te fuiste y fue el final de nuestra historia. Te fuiste y las hojas de los árboles fueron cayendo una por una, el tiempo paso, y las hojas volvieron a caer, yo seguía ahí, con la mirada pérdida esperando volver a encontrarte, esperando que el viento trajera consigo el sonido de tu voz, de tu risa, el sonido de tu voz pronunciando mi nombre, nunca paso y todo lo que conocías se fue llenando de viejos periódicos y latas de cerveza, todo lo que conocías ya no está, todo se ha ido, todo se ha muerto, como tú en mi vida.