Uno cero uno

Nunca fui parte de nada
de el país, de la ciudad
nunca tuve algo que pudiese
llamar mío o ser parte de algo
importante, nunca fui indispensable
siempre fui totalmente reemplazable
de tu vida, de tus sueños, de lo tuyo
nunca fui esencial o necesario
y ahora te has ido
te fuiste
y me dejaste
con las alas rotas
derrotado
abandonado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s