Pedro Rentas

25 de octubre

Pedro Rentas termina un día laboral más sumergido en el tedio y el hastío, harto de realizar la misma faena día con día. Tiene todo resuelto, debe matar al hijoputa que lo metió en todo esto, desde el trabajo de mierda hasta que su mujer lo haya dejado el verano pasado, estaba decidido.

26 de octubre

Pedro sale de su habitación, da un pequeño paseo por el pueblo en el que vive, trata de entender el comportamiento de las personas, ver de donde vienen, a donde van y se pregunta ¿por qué hacen las cosas que hacen? ¿qué los motiva? ¿por qué meterse en la vida de los demás? Pedro aún no lo entiende bien, quisiera ser mas estudiado y poder comprender un poco mejor las cosas, regresa al final del día a su habitación, enciende un cigarro, lo fuma, se mete a su cama y se duerme.

27 de octubre

De regreso en la oficina, no hay nada nuevo mas que la chica nueva que va a ayudar en contabilidad, muy guapa, estará en sus veintitantos, Pedro intenta tener contacto visual con ella en la reunión de la mañana, no lo logra y regresa a sus tareas, tal vez si alguien lo hiciera cambiar de opinión no terminaría con la vida del bastardo que le quito todo, la casa, la mujer, el perro, hasta el cepillo de dientes, tal vez pudiese aprender a perdonar.

28 de octubre

En la reunión de la mañana su jefe le indica que va a tener que enseñarle a la chica nueva parte de su trabajo, Pedro piensa que esta es su oportunidad para conocerla, tal vez ella es la mujer de sus sueños, tal vez ella no lo abandone como lo hizo la otra, se dará una oportunidad.

29 de octubre

Es el segundo día de trabajar con Amanda (la chica nueva), ya conoce su color favorito, el tipo de música que le gusta, ahora también sabe que ella aun vive con sus padres y que estudia administración de empresas en la universidad publica, se ha dado cuenta que sus ojos son avellanados, que tiene unas pequeñas pecas casi invisibles en el rostro, Pedro Rentas tal vez está cambiando de decisión, está empezando a ver la vida con color de nuevo.

30 de octubre

Pedro ha invitado a Amanda a tomar un café después de la oficina, ella acepta.

31 de octubre

Pedro Rentas es encontrado muerto en su habitación, se encontró un arma calibre .40 en su mano derecha, pastillas para dormir en su mesa de noche, se encontró también una carta en la cual Pedro indicaba lo que había hecho, su carta de suicidio en la que explicaba que había tenido que matar al hombre que le arrebato todo, ese hombre era él mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s