Actualización

La casa sigue estando sola, vacía, los muebles se han llenado de polvo, la cama sigue sin hacer, tu lugar en la mesa, el libro que dejaste a medio leer y la taza con restos de café siguen ahí, fantasmas del pasado vagan errantes por la casa.

El gato nunca volvió, se marchó el mismo día que tú te fuiste, le seguía sirviendo leche todos los días esperando que regresara, seguí cambiando su comida todos los días por tres meses.

Constantemente vago por las habitaciones, observo los muebles, paso mi dedo sobre la capa de polvo, recuerdo los momentos contigo y el gato, maldito gato y tu, me abandonaron, los dioses del olvido me acechan y esta maldita casa vacía solo me recuerda tu nombre, si, tu nombre rebotando en las paredes haciendo eco del abandono.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s