Doce cervezas

Se sentó en la banqueta, aburrido por el día laboral, el tedio de la ciudad, saco su cajetilla de Marlboro rojo, saco un cigarro teniendo el debido cuidado de no sacar el famosísimo cigarro de la suerte, lo encendió.

Una calada.

Dos caladas.

Tres caladas.

Otro cigarro.

Aburrido y pensativo se paro, cruzó la calle y camino hasta la gasolinera mas cercana, compro 12 cervezas, salio de la pequeña tienda Select, se sentó nuevamente, ahora en la banqueta de la tienda y saco su primera cerveza y se dedicó a ver a quienes lo rodeaban hasta que acabo con su última cerveza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s